RETINOPATÍA DIABÉTICA

¿Qué es una retinopatía diabética?

La retinopatía diabética es una afección oftalmológica que sufren muchos diabéticos, siendo una de las complicaciones más comunes en pacientes con diabetes; provoca un daño en los vasos sanguíneos del tejido ligero y fotosensible que se encuentra en la parte posterior del ojo, conocido como retina. La retina es esencial para la visión, ya que convierte la luz que llega al ojo en señales que se envían al cerebro, por lo que si no se trata a tiempo, esta afección puede llevar a la pérdida de la visión.

¿Qué tipos de retinopatía diabética hay?

Existen principalmente dos tipos de retinopatía diabética:

Retinopatía diabética no proliferativa (RDNP):

Es la etapa temprana de desarrollo más temprano de la enfermedad, donde los pequeños vasos sanguíneos de la retina pueden hincharse y formar pequeñas protuberancias. En algunos casos, estos vasos pueden bloquearse, lo que reduce el flujo de sangre a áreas específicas de la retina.

Retinopatía diabética proliferativa (RDP):

Es la etapa más avanzada de la enfermedad. Se caracteriza por el desarrollo de nuevos vasos sanguíneos anormales en la retina que pueden sangrar o filtrar fluido, provocando la pérdida de visión.

Dadas las consecuencias graves para la visión que puede tener en sus fases más avanzadas, es muy importante que un oftalmólogo experto realice un examen ante los primeros síntomas para determinar en qué fase se encuentra la enfermedad, y poder tomar medidas a tiempo. La detección temprana resulta clave en la retinopatía diabética para evitar sus peores consecuencias.

¿Qué causa una retinopatía diabética?

La principal causa de la retinopatía diabética es el daño a los vasos sanguíneos de la retina debido a los altos niveles de azúcar en la sangre durante un período prolongado, lo que está íntimamente ligado a pacientes que padecen diabetes. Esta acumulación puede llevar a la obstrucción de los vasos sanguíneos, impidiendo el flujo adecuado de sangre. Como respuesta, el ojo intenta desarrollar nuevos vasos, pero estos suelen ser anormales y no funcionan correctamente, lo que lleva a la RDP.

¿Cuáles son sus síntomas?

Los síntomas de la retinopatía diabética pueden ser sutiles al inicio, manifestándose como pequeños microaneurismas en la red vascular, o incluso pasar desapercibidos. Sin embargo, a medida que la enfermedad progresa, los síntomas pueden incluir:

  • Visión borrosa.
  • Aparición súbita de manchas flotantes en la visión.
  • Dificultad para ver de noche.
  • Pérdida gradual o repentina de la visión.
  • Cambios en la percepción de colores.

Conforme avanza la enfermedad se producen áreas extensas de isquemia, donde existe deficiencia de oxígeno por falta de riego sanguíneo; como respuesta, se generan nuevos vasos sanguíneos (neovasos), lo que indica que estamos ante una fase ya avanzada de la enfermedad. Cuando estos nuevos vasos se rompen y sangran se produce una hemorragia en el vítreo (hemovítreo), pudiendo traccionar la retina y producir un desprendimiento de retina, o un glaucoma neovascular si se desarrollan hacia la parte frontal del ojo.

Es crucial someterse a exámenes oculares regulares, especialmente si se tiene diabetes, para detectar y tratar la enfermedad en sus etapas iniciales. Incluso aunque las manchas o líneas flotantes en la visión desaparezcan pasado un tiempo, es importante acudir a un oftalmólogo y recibir tratamiento de inmediato, o el sangrado puede repetirse y empeorar severamente la visión.

Tratamiento contra la retinopatía diabética en A Coruña

En las etapas iniciales en las que la visión no se ve afectada, es posible ralentizar la progresión de esta patología mediante un estricto control de la dieta. En caso de inflamación o edema macular, se pueden tratar como primera intervención con fármacos intravítreos (antiangiogénicos, corticoides…).

En la clínica oftalmológica Cobián Martos de A Coruña contamos con tratamientos avanzados para la retinopatía diabética. Estos incluyen:

  • Fotocoagulación con láser: se utiliza un láser para cerrar o encoger los vasos sanguíneos anormales y prevenir el sangrado. Es la principal técnica usada hoy día para tratar la retinopatía diabética.
  • Inyecciones intravítreas: se trata de medicamentos que se inyectan en el ojo para reducir el edema, el crecimiento de vasos sanguíneos anormales y el riesgo de pérdida de visión.
  • Vitrectomía: es una cirugía que se realiza para eliminar el humor vítreo hemorrágico o las cicatrices que tiran de la retina. Se usa en las fases más avanzadas de la enfermedad o cuando fallan otros tratamientos.

Lógicamente, como toda intervención quirúrgica este tipo de operaciones implican siempre un riesgo, por lo que nuestra recomendación es siempre acudir a una clínica con experiencia para evitar posteriores problemas o complicaciones. El equipo de Clínica Oftalmológica Cobián Martos está especializado en este tipo de intervenciones, y ha tratado a numerosos pacientes con altas tasas de éxito.

¿Se puede prevenir la retinopatía diabética?

Aunque no se puede evitar completamente la aparición de la retinopatía diabética, hay varios consejos que se pueden seguir para reducir el riesgo:

  • mantener controlados los niveles de azúcar en la sangre
  • regular la presión arterial y el colesterol
  • no fumar
  • realizar exámenes oculares anuales o según las recomendaciones de su oftalmólogo
  • seguir un plan de dieta y ejercicio equilibrados

En resumen, la retinopatía diabética es una enfermedad de consecuencias graves, pero con la detección y tratamiento a tiempo es posible evitar las peores consecuencias para la visión, por lo que la mejor prevención que se puede hacer es someterse a revisiones regulares en una clínica oftalmológica de confianza. En Cobián Martos estamos comprometidos a ofrecer la atención de la más alta calidad para garantizar el bienestar visual de nuestros pacientes. Si tienes diabetes o presentas síntomas relacionados, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

CONTACTA CON NOSOTROS